¿Cómo funcionan los paneles solares?

Desde un punto de vista general, los paneles solares generan energía eléctrica al absorber la luz del sol. Esa energía puede ser usada en tu hogar, negocio, o ser regresada a la CFE.


¿Cuántos paneles solares necesito en mi casa?

La cantidad varía de acuerdo con el consumo de luz y necesidades de cada cliente.


¿Podré expandir o reducir mi sistema si cambia mi consumo?

Sí, una de las muchas ventajas de los sistemas de energía solar con micro inversores es que se puede modificar su tamaño al quitar o poner más celdas solares.


¿Los paneles siguen funcionando cuando se nubla y llueve?

Si funcionan, aunque no igual que en un día soleado. Los días lluviosos ya están considerados en tu cotización con un promedio de irradiación de 10 años, por lo que los ahorros que ofrecemos son muy cercanos a la realidad.


¿Pueden dañarse las celdas fotovoltaicas si graniza?

No, no les pasa nada porque están hechas para aguantar granizos de 1 pulgada de diámetro a 30 metros por segundo, una situación que no se da en México.


¿Cómo funciona el medidor bidireccional?

El medidor bidireccional contabiliza la electricidad que entra por parte de CFE y la electricidad que producen los paneles. Así CFE te bonifica la energía producida que no consumiste y la abona en tu próximo recibo de luz.


¿Dejo de pagarle a CFE al instalar paneles solares?

No, los sistemas que ofrecemos son interconectados a la red. Sin embargo, con paneles solares puedes ahorrar hasta 99% en tu recibo de luz y pagar el mínimo a CFE


¿La electricidad producida por las celdas fotovoltaicas es igual que la de CFE?

Sí, están conectadas con inversores al centro de carga para sincronizar la electricidad que producen con la que manda la CFE, haciéndola idéntica a la que recibes de la red.


¿Los paneles representan algún riesgo para mis aparatos eléctricos?

No hay ningún riesgo. No hay diferencia entre la energía recibida por CFE a la de los paneles, por lo que no tienes de qué preocuparte.